Actualidad

Multinacional Suiza construirá reforzara proyectos eléctricos en Iraq.

Escrito por DiegoOrvisa

La multinacional de origen suizo ABB ha obtenido un pedido para construir una subestación en la central eléctrica de 3.000 megavatios (MW) de Rumaila, situada en la región de Basra en el sur de Iraq. Una vez terminada su construcción, la central eléctrica será operada por el Shamara Holding Group (SHG), uno de los conglomerados industriales privados más grandes de Iraq, y un productor independiente de electricidad. Se espera que la central de Rumaila aumente la capacidad de generación en cerca de un 20%, contribuyendo con ello a solventar el grave déficit de electricidad que está dificultando el crecimiento económico del país. El pedido se registró en el segundo trimestre de 2017.

Los 3.000 MW de la central de Rumaila se añadirán a la capacidad actual de generación en Iraq de 13.000 MW, que está por debajo de los 23.000 MW del pico de demanda. Iraq gestiona el suministro eléctrico en los periodos de máxima demanda y baja capacidad de generación desconectando parte de la carga, lo que implica que la electricidad llega a sus 34 millones de habitantes sólo unas 15 horas al día. La incorporación de nuevas centrales generadoras aumentará la energía disponible y facilitará el desarrollo económico.

La compañía se encargara del diseño, la ingeniería, el suministro y la instalación de una subestación de 400 kilovoltios (kV) aislada en aire, que estará equipada con tecnología y transformadores de medida de ABB. La subestación estará también dotada de sistemas avanzados de control digital, protección y telecomunicaciones.

Claudio Facchin, presidente de la división Power Grids de ABB afirmo que: “Nuestra avanzada subestación ayudará a llevar a los habitantes de la región la electricidad que tanto necesitan. Este proyecto se añade a nuestra amplia base instalada en la región, y es parte del desarrollo de nuestra estrategia Next Level para mercados en crecimiento”.

Con este proyecto, la multinacional se convierte en uno de los principales actores en subestaciones de alta tensión, con niveles de tensión de hasta 1.100 kV. Estas subestaciones permiten el transporte y distribución fiable de electricidad con el mínimo impacto ambiental, y se suministran a compañías eléctricas, industrias y otros sectores de clientes como ferrocarriles, transporte urbano o energías renovables.