Actualidad

Gobierno Chileno inicia negociaciones con operadores del Transantiago para sumar 200 buses eléctricos.

Escrito por DiegoOrvisa

Un parque de 200 buses eléctricos para el sistema de transporte público de Santiago (Transantiago) es lo que la ministra de Transportes de Chile, Gloria Hutt, espera alcanzar a finales de 2018.

Sumado a los 100 buses que cuentan ya con esta tecnología adquiridos por Enel, que operará Metbus y serán destinados para el corredor Grecia, ahora se sumaran 25 adicionales para el corredor Vicuña Mackenna, y que serán operados por el Servicio de Transportes de Santiago (STP).

Además, la autoridad está negociando con la empresa chilena Vule la incorporación de buses eléctricos adicionales para llegar a la meta propuesta.

“Hacia fin de año tendremos un corredor eléctrico en Grecia y estamos en conversaciones para un segundo. Por ahora podemos confirmar 200 y los demás tienen que ver con el precio, porque también tenemos que buscar el equilibrio financiero del sistema”, señalo Hutt.

Un bus eléctrico de última tecnología, cuesta entre 2 y 2,5 veces más que uno normal, con precios que pueden inclusive alcanzar los US$ 500 mil cada uno.
En este momento, se ha cerrado la negociación con STP, cuya extensión de contrato contempla la renovación de 54 buses, de los cuales 25 de estos serán eléctricos y entraran en operación el 15 de octubre próximo, según la resolución de la renegociación.
STP ya está en conversaciones con la empresa Enel, donde se podría repetir la fórmula de Metbus en que la eléctrica compra los buses a BYD y el operador le paga una cuota de arriendo o leasing. Pero también está Engie, que ofrece una alternativa de financiamiento con la fabrica Yutong.

Según este contrato, el gobierno chileno logro extender la operación con STP y RedBus sin que exista un reajuste del pago por pasajero transportado. El ejecutivo optó reasignar el pago de los nuevos buses mediante un Pago de Cuota de Flota (PCF) y no mediante un reajuste tradicional como hasta ahora se venía realizando.
Esto es porque ahora los buses pasan a ser del sistema y ya no de los operadores, por lo que serán financiados con una cuota independiente. “Estas unidades que estarán a fin de año se van a transferir al que gane la licitación porque van a ser del sistema”, señalo la ministra Hutt.

Para el especialista de la Universidad Diego Portales y ex subsecretario de Transportes, Carlos Melo, esta fórmula de pago significa mayores costos. “Cuando hay una licitación obligas a los operadores a hacer muy buenas ofertas, en cambio, en esta propuesta no se fija ningún techo para la cuota de flota; el negocio lo arma el proveedor de bus que es quien fija los precios. Aquí los proveedores pueden cobrar lo que quieran”, señaló.