Actualidad

Con Drones Chile inicia plan piloto para inspeccionar la corrosión en torres de transmisión.

Escrito por DiegoOrvisa

El uso de drones es una de las últimas tendencias en los métodos de inspección visual para ver el grado de corrosión que tienen las torres de transmisión de alta tensión en el país, en una actividad que también recurre al uso de ultrasonido y electroquímicos, para ver el estado de estas estructuras, especialmente en zonas costeras, áreas cercanas a complejos industriales y en territorios con suelos de alta salinidad, según indican los especialistas en esta materia.

El principal desafío en este tipo de mantenimiento es perfeccionar la información en torno a las mediciones que se realizan en terreno, creando una plataforma de gestión para la toma de decisiones.

Esto es compartido por Franklin Stuardo, director de Proyectos del Grupo Saesa Chile, quien afirma que el uso de drones “está siendo un excelente aliado, por su seguridad, velocidad y registro respecto a métodos tradicionales basados en trepar estructuras con personal especializado o realizar chequeos a nivel de piso con uso de binoculares, mientras que para inspecciones de fundaciones y mallas de puesta a tierra, los métodos de ultrasonido son muy efectivos”.

Para Sergio Carmona, gerente de Proyectos de Adentu, el uso de drones es una nueva tecnología que aporta “de manera significativa a reducir los tiempos y mejorar la calidad de la información”, considerando que actualmente “los esfuerzos y recursos para realizar este tipo de inspecciones son altos, por lo que la cobertura, frecuencia y minuciosidad de la evaluación está limitada a ciertos sectores y épocas del año que permitan realizar tal labor de manera efectiva y segura”.

Arturo Gajardo, consejero de la Especialidad Ingeniería Eléctrica del Colegio de Ingenieros de Chile, señala que la detección comienza a partir de problemas, como la pérdida de zinc en la capa de galvanizado de la torre, “por lo que se requiere de una inspección más local que implica subirse a la torre, aprovechando alguna faena de desconexión, y revisar en más detalle la estructura, midiendo espesores del galvanizado in situ con dispositivos de ultrasonido o método electromagnético, y registrando dimensionamiento de los perfiles para evaluar su disminución de espesor por corrosión”.