Actualidad

En Brasil, Engie y BC Energía adelantan proyecto Solar e Hídrico. 

Escrito por DiegoOrvisa

El conglomerado energético Engie junto al Grupo BC Energía anunciaron el pasado martes, 24 de julio, que desarrollarán un proyecto híbrido hidroeléctrico y solar en el municipio de Caiapônia, suroeste de Goiania, a 318 km de Goiânia, en el estado brasileño de Goiás. La planta se ubicará en el complejo Rio Bonito, propiedad del Grupo AC Energía, que ya cuenta con dos centrales hidroeléctricas, Rio Bonito I y II, con una potencia total instalada de 1.900 kVA. Engie se encargará de la instalación fotovoltaica, cuya conclusión está prevista para principios de 2019.

Una vez finalizado, se prevee que será el mayor sistema de generación híbrida del estado de Goiás y uno de los mayores de Brasil. Las plantas de generación del complejo fueron alquiladas por tres grandes grupos minoristas regionales que pasaron a generar su propia energía. Una vez finalizado habrá 142 unidades consumidoras o el equivalente al 20 % de las actuales unidades de Generación Distribuida de Goiás que pasarán a disfrutar de la autoproducción.

 

La instalación fotovoltaica estará compuesta por 3.780 módulos solares situados en un área de 14 mil metros cuadrados junto a la central hidroeléctrica con una potencia inicial de 1,25 MW que, según Carlos Cunha, vicepresidente del Grupo BC Energía, ya se ha ampliando a 1,5 MW.

Funcionando conjuntamente, los dos sistemas, generarán un total de 11.000MWh / año, siendo 8.000 MWh / año de fuente hídrica y 3.000 MWh / año de fuente solar fotovoltaica.

 

La inversión prevista es de R $ 16 millones (USD 4.3 millones), siendo R $ 4,3 millones (USD 1.2 millones) en la parte solar y, cuando esté en funcionamiento, el complejo solar-hídrico deberá producir energía suficiente para abastecer 33 mil viviendas.

De acuerdo con Rodrigo Kimura, director de Operaciones de Engie Generación Solar Distribuida, los clientes de la planta híbrida tendrán el beneficio económico de la autogeneración a la vez que colaboran con el medioambiente produciendo y consumiendo energía descarbonizada y renovable.

Según Cunha, el concepto de sistemas híbridos puede viabilizar económicamente muchos proyectos de generación distribuida. Cree que tener una fuente que sea complementaria a la solar y que ofrezca un volumen de energía inyectada en horarios en los que la red está sufriendo una demanda mayor, en el caso por la noche, será beneficioso al sistema.