Iluminación y Normatividad

Realizar diseños de iluminación requiere un amplio conocimiento técnico sobre el tema… flujo luminoso, factor de uniformidad, índice de reproducción de color, eficiencia energética, manejo de curvas fotométricas, etc. Pero más allá de la parte técnica también es importante conocer la normatividad correspondiente para realizar un buen diseño que cumpla con todos los parámetros.

La principal carga eléctrica de un edificio es la iluminación, después del aire acondicionado, por ello es importante tener en cuenta la eficiencia energética en este importante rubro dentro de una construcción y justo sobre el tema de eficiencia hoy por hoy todas las normas de iluminación fijan condiciones estrictas, sin dejar de lado el fundamental flujo luminoso.

Si pudiera establecer un orden jerárquico normativo empezaría por IESNA (Illuminating Engineering Society of North America), norma sobre la cual se han basado muchas otras en el mundo. IESNA es la norma reconocida a nivel mundial como autoridad en iluminación por cerca de 70 años. La Sociedad de Ingenieros en Iluminación (IES) se crea en 1906 y la primera edición de la norma se emite en el año 1947. La norma vigente IESNA es la décima edición del año 2010.

ASHRAE (American Society of Heating, Refrigerating and Air-Conditioning Engineers), fundada en 1894, involucra en ANSI/ASHRAE/IESNA 90.1-2016, Sección 9, los parámetros para realizar una iluminación eficiente. Por ejemplo, para una oficina abierta la tabla 9.6.1 establece una potencia máxima de 10.54 vatios/m2 para lograr un flujo luminoso de 750 luxes, si no se logra este valor, el diseñador debe tomar los correctivos necesarios, ya sea disminuyendo el número de luminarias, aumentando la distancia de la luminaria al techo, o si ninguna de las anteriores obtiene este valor, cambiando la luminaria por otra referencia.

Las construcciones LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) o (Diseño y Construcción de Edificios Eficientes y Sostenibles), de las cuales en Colombia ya contamos con 322 proyectos entre certificados y en proceso de certificación, deben basar sus cálculos de eficiencia de iluminación en los parámetros normativos ANSI/ASHRAE/IESNA 90.1, para demostrar eficiencia energética y obtener los puntos dentro de este concepto. Para el ejemplo anterior, en un edificio LEED, si se logran obtener los 750 luxes con una potencia de 8 vatios/m2, se obtendría un ahorro de energía del 24%. En los proyectos LEED se debe demostrar una reducción mínima del 5% en energía, y si se logran reducciones del 6% al 50% se pueden obtener hasta 18 puntos.

La TITLE 24 (California), que aunque está basada en IESNA, es la norma de iluminación más exigente en cuanto a eficiencia lumínica, número de horas de vida útil de las luminarias, reproducción de color, sistemas de control y de seguridad.

La EN-12464, norma sobre aplicaciones en iluminación, elaborada por el Comité Europeo de Normalización (CEN), entró en vigor en Europa apenas en el año 2002 y su segunda edición fue publicada en el año 2012.

Y… finalmente en Colombia, el RETILAP (Reglamento Técnico de Iluminación y Alumbrado Público), cuya primera y única edición del 2010, (con varias resoluciones de modificación entre los años 2011 y 2016), toma como base y referencia la EN-12464.

El RETIE (Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas) también incluye dentro del documento, la aplicación del RETILAP, en varios de sus artículos:

Artículo 17. Iluminación: “Tanto el diseñador como el constructor de la instalación eléctrica, deben, garantizar el suministro de energía para las fuentes de iluminación y sus respectivos controles, en los puntos definidos en el diseño detallado o en el esquema de iluminación, que permita dar cumplimiento tanto del Reglamento Técnico de Iluminación y Alumbrado Público RETILAP como los requisitos de la NTC 2050 relacionados con iluminación. Si la edificación requiere diseño de iluminación y no lo tiene, el diseñador de la instalación eléctrica debe asumir la responsabilidad por el cumplimiento del RETILAP en relación con la correcta ubicación de las fuentes lumínicas y sus equipos de corte y control o abstenerse de realizar el diseño eléctrico. En la certificación RETIE se debe dejar la observación, para que los entes de control tomen las medidas pertinentes.

En las construcciones que el RETILAP no les exija diseño detallado de iluminación, tanto el diseñador de la instalación eléctrica como el constructor de la misma deben tener en cuenta los requerimientos de iluminación y ubicar las salidas necesarias para el montaje de las lámparas, interruptores y aparatos de control en los lugares donde se requiera la iluminación, en la certificación de cumplimiento del RETIE se debe verificar el cumplimiento de estos requisitos.  “Si el sistema de iluminación requiere certificación plena, se debe dejar la observación en el dictamen de inspección RETIE.”
Además el formato 34.5. del RETIE exige la presentación del cumplimiento del RETILAP, para poder otorgar el “Dictamen de Inspección y Verificación para Instalaciones de Uso Final”.

Recordemos que el primer responsable de una instalación eléctrica es el “Diseñador”.

Actualmente existen varios softwares que permiten realizar un adecuado diseño de iluminación cumpliendo con todos los parámetros exigidos por las normas, tanto nacionales como internacionales, y que además son avalados a nivel mundial, (cito por ejemplo el Dialux, el Chamaleon, entre otros).

Los buenos fabricantes de iluminación deben entregar datos técnicos importantes para poder realizar un diseño, en idioma español, tal como lo reglamenta la Ley 1480 de 2011 en los artículos 16 y 23 en un catálogo o ser de público conocimiento a través de una página web. Además de la información básica como niveles de tensión, potencia, flujo luminoso, horas de vida,  CRI, debe entregar curvas fotométricas y aporte de armónicos de cada luminaria. Sin curvas fotométricas, imposible realizar un diseño de iluminación, y sin el aporte de armónicos, imposible realizar un “Diseño Detallado” como lo exige el RETIE en su artículo 10.1.

También el RETILAP exige un “Diseño Detallado” en el artículo 210.23:

Artículo 210.23. DISEÑO DETALLADO. El diseño detallado es obligatorio para, alumbrado público, iluminación industrial, iluminación comercial con espacios mayores a 500 m2 y en general en los lugares donde se tengan más de 10 puestos de trabajo, iluminación de salones donde se imparta enseñanza, o lugares con alta concentración de personas en una mismo salón (50 ó mas), durante periodos mayores a dos horas.

Cómo puede deducirse de este artículo, para realizar un diseño de iluminación se requiere tener buen conocimiento técnico y normativo, entonces ingenieros a realizar buenos diseños… y a cobrar por ello… $$$.

Acerca del autor

Ing. Frederick Orloff. Gerente Open Ingeniería “Expertos en Conocimiento”. U.S. Green Building Council Member. LEED Green Associate. Accredited Tier Designer. NFPA Member. www.openingenieria.com