Mayor demanda de energía vs. La conservación del Planeta

Esta edición de aniversario de Mundo Eléctrico ha querido incluir un informe especial con relación a los cambios que ha sufrido el Planeta en las últimas décadas. Si bien, desde la Revolución Industrial el mundo ha evolucionado en diversos aspectos y ha logrado desarrollos asombrosos, esos avances han implicado un deterioro de la Tierra que está ocasionando graves consecuencias a toda la humanidad. En todo este proceso, la energía tiene mucho que ver, por lo cual este es un artículo que nos invita a la toma de conciencia y a la reflexión del uso de los recursos y de las prácticas responsables, en pro de la vida del Planeta.

¿Qué tiene que ver la Revolución Industrial?
Para entrar en contexto es necesario citar la Revolución Industrial, considerada como el proceso de transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino Unido y se extendió unas décadas después a gran parte de Europa occidental y Norteamérica. Fue en este período cuando se vivió el mayor conjunto de transformaciones económicas, tecnológicas y sociales de la historia de la humanidad desde la historia de Edad de Piedra, pasando de una economía rural basada en la agricultura y el comercio a una economía de carácter urbano, industrializada y mecanizada.

Esta etapa implicó un cambio definitivo en la mentalidad y las expectativas de vida de los seres humanos. Ese vertiginoso crecimiento industrial, la aparición de fábricas de toda índole que implicaron para su aparición, crecimiento y sostenibilidad, de energía, empezaron a ocasionar el “Calentamiento Global”.

¿Qué es el calentamiento global?
Si bien el calentamiento global ha existido siempre a causa del cambio climático por el que atraviesa la Tierra aproximadamente cada 40.000 años, el que vivimos en la actualidad ha sido ocasionado por el hombre, el desarrollo industrial y las actividades necesarias para mantener el estilo de vida consumista, producto del capitalismo moderno.

El hecho de asfaltar las calles en las zonas cercanas a las fábricas y en los sectores urbanos ligados a las construcciones residenciales, comerciales y a los vehículos de transporte en las ciudades, fueron aumentando las temperaturas y ocasionando la llamada “isla de calor”, disminuyendo las áreas verdes, lo que se presenta en todos los lugares donde el ser humano ha hecho alguna construcción.

¿Qué es el efecto invernadero y por qué altera el
clima?
La vida en la Tierra depende de la energía del Sol. Un 30% de la luz solar es desviada por la atmósfera exterior y se dispersa en el espacio; el resto llega a la superficie del Planeta, la calienta, y de nuevo se refleja hacia arriba en lo que se llama “radiación infrarroja”.

El efecto invernadero es un fenómeno atmosférico por el cual algunos gases de la atmósfera retienen parte del calor emitido por el suelo.

El calor que emite esta radiación infrarroja es absorbido por los gases de efecto invernadero (gases como el ozono, el vapor de agua, el metano, y el dióxido de carbono), lo cual retrasa su escape a la atmósfera.

Aunque estos gases representan sólo un 1% de la atmósfera de la Tierra, tienen gran influencia en el clima, ya que atrapan el calor y rodean el Planeta con una especie de manto de aire caliente.

Si aumenta la emisión de gases efecto invernadero, estos retienen más calor y la temperatura de la Tierra aumenta. Esto se refleja en la variación del clima. Las zonas verdes se impactan, las zonas polares se empiezan a descongelar, se alteran las estaciones, así como los ciclos reproductivos de varias especies animales.

¿Qué ocasiona el calentamiento de la Tierra?
La contaminación es la mayor causa del calentamiento global y es el resultado de diversas actividades de los seres humanos, como por ejemplo la quema de combustibles fósiles, la minería, la deforestación, las poluciones de las grandes ciudades, y como ya lo mencionamos, la industria, entre otros. Las principales fuentes de calor son las plantas generadoras de electricidad mediante procesos térmicos, como las termoeléctricas de combustibles fósiles y las nucleares.

Uno de los principales causantes del calentamiento y la contaminación es el dióxido de carbono CO2 que se libera a la atmósfera. Este gas retiene el calor del Sol y ello resulta en el impedimento de la normal regulación de temperatura que la Tierra posee.

Vale la pena aclarar que mientras el Sol distribuye sus cuotas de luz y calor con el paso de los días y las noches, el calor ocasionado por la actividad energética humana es permanente y ocurre a baja temperatura, coincidiendo con el infrarrojo. Por ello, ese calor no tiene la capacidad de abandonar la atmósfera.

Las grandes ciudades son las que más contaminan el Planeta por tener mayor desarrollo industrial, amplia movilidad, innumerables construcciones, es decir, demandan mayor energía; al mismo tiempo en dichos procesos se liberan enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

¿Cuáles son los diez países más contaminados del mundo?
1. China
2. Brasil
3. Estados Unidos
4. Indonesia
5. Japón
6. India
7. México
8. Rusia
9. Australia
10. Perú

¿Cuáles son las diez ciudades más contaminadas del mundo?
Ocho de las diez ciudades más contaminadas del mundo están en el mismo país: India. Las dos restantes están en un vecino, Pakistán.

El ranking lo encabeza Nueva Delhi, capital y ciudad más poblada de la nación. Segunda a nivel mundial, con 25,7 millones de habitantes, tiene una concentración promedio
de partículas menores a 2,5 micrómetros de 153 ug/m3, 15 veces más de lo saludable.

La lista la completan las siguientes ciudades: Patna, Gwalior, Raipur, Karachi, Peshawar, Rawalpindi, Ahmedabad, Lucknow y Kanpur.

La razón de que India se caracterice por su alta contaminación es porque en pocas décadas, pasó de ser uno de los más pobres a uno de los más ricos, a costa de un acelerado proceso de industrialización y expansión poblacional.

Cronología del cambio
En septiembre de 2013, el periodista Richard Black de la BBC de Londres publicó un interesante artículo titulado “Las cicatrices del calentamiento global desde la revolución industrial”. Allí hizo un repaso de los hallazgos, descubrimientos científicos y acciones políticas que han marcado la historia del calentamiento global. En esta edición de Mundo Eléctrico retomamos gran parte de ese repaso y lo complementamos con otros datos hallados en esta investigación periodística, pues ayudan a comprender la cronología de los cambios del Planeta:

1712 – El ferretero británico Thomas Newcomen inventa el primer motor a vapor que se usa ampliamente, abriendo camino a la Revolución Industrial y al uso de carbón a gran escala.
1800 – La población mundial llega a mil millones de personas.
1824 – El físico francés Joseph Fourier describe el “efecto invernadero” natural de la Tierra y escribe: “La temperatura puede aumentar por la interposición de la atmósfera, porque el calor en estado de luz encuentra menos resistencia al penetrar el aire que la que encuentra al volver al aire una vez convertido en calor no luminoso”.
1861 – El físico irlandés John Tyndall muestra que el vapor del agua y ciertos gases crean el efecto invernadero. “Este vapor acuoso es una manta más necesaria para la vida vegetal que la ropa para los hombres”, concluye. Más de un siglo después, una prominente organización de investigación climática británica –el centro Tyndell– lleva su nombre en su honor.
1886 – Karl Benz presenta su Motorwagen, considerado por muchos como el primer automóvil.
1896 – Svante Arrhenius cálculo el efecto de la duplicación del dióxido de carbono atmosférico como resultado de un incremento de la temperatura de superficie de 5-6 grados Celsius. Arrhenius vio que esta emisión humana de carbono llevaría eventualmente al calentamiento. Sin embargo, debido a la tasa relativamente baja de producción de CO2 en 1896, Arrhenius pensó que el calentamiento tomaría miles de años y suponía que sería beneficioso para la humanidad.
1900 – Otro sueco, Knut Angstrom, descubre que incluso en las pequeñas concentraciones que se encuentran en la atmósfera, el CO2 absorbe partes del espectro infrarrojo. Aunque no es consciente de la importancia, Angstrom demostró que los gases presentes en pequeñas cantidades pueden producir el efecto invernadero.
1927 – Las emisiones de carbono por el uso industrial de combustibles fósiles alcanzan los mil millones de toneladas por año.
1930 – La población mundial llega los 2 mil millones.
1938 – El ingeniero británico Guy Callendar analiza los registros de 147 estaciones meteorológicas de todo el mundo y demuestra que la temperatura ha aumentado en los últimos 100 años. También observa que las concentraciones de CO2 han crecido en el mismo período de tiempo, y sugiere que puede ser la causa del calentamiento. El llamado “efecto Callendar” es ampliamente desestimado por los meteorólogos.
1955 – El investigador estadounidense Glibert Plass analiza en detalle la absorción de los rayos infrarrojos de varios gases utilizando una nueva generación de equipamiento, incluyendo las primeras computadoras. Llega a la conclusión de que si se doblan las concentraciones de CO2, aumentará la temperatura en 3-4ºC.
1957 – El oceanógrafo Roger Revelle y el químico Hans Suess, ambos estadounidenses, demuestran que el agua marina no es capaz de absorber el CO2 adicional que llega a la atmósfera, como
muchos habían asumido. Revelle escribe: “Los seres humanos están haciendo un experimento geofísico a gran escala”.
1958 – Utilizando equipos desarrollados por él mismo, Charles David Keeling comienza a realizar mediciones sistemáticas del CO2 atmosférico en Mauna Loa, Hawai, y en la Antártida. En pocos años, el proyecto –que continúa hoy en día– ofrece la primera prueba inequívoca de que las concentraciones de dióxido de carbono están aumentando.
1960 – La población mundial alcanza los 3 mil millones de habitantes.
1965 – Un panel del Comité Asesor del presidente de Estados Unidos advierte que el efecto de invernadero es un tema de “preocupación real”.
1972 – La primera conferencia sobre medio ambiente de la ONU se lleva a cabo en Estocolmo, Suecia. El cambio climático apenas figura en la agenda, que se centra en asuntos como la polución química, las pruebas de bombas atómicas y la caza de ballenas. Como resultado se forma el Programa Medioambiental de Naciones Unidas (Unep, por sus siglas en inglés).
1975 – La población de la Tierra llega a los 4 mil millones de personas.
1975 – El científico estadounidense Wallace Broecker hace público el uso del término “calentamiento global” como título de un ensayo científico.
1976 – Stephen Schneider predijo por primera vez el calentamiento global. Esto le convirtió en el mayor experto y liderazgo en relación al calentamiento global.
1980 – La curva comienza a mostrar aumentos de la temperatura global tan intensos que la teoría sobre calentamiento global comienza a ganar terreno. Las ONG medioambientales (Organizaciones No Gubernamentales) comienzan a establecer la necesidad de protección global del medio ambiente para prevenir un calentamiento global de la tierra. La prensa comienza a intervenir y pronto se convierte en primeras noticias a escala global.
1985 – El científico Diego Veerabhadran Ramanathan y otros científicos demostraron que los CFC – cloroflurocarbonos – junto con el metano y otros gases traza podrían tener un efecto casi tan importante en el clima como el aumento del CO2. En otras palabras, el calentamiento global llegaría dos veces más rápido de lo que se esperaba.
1987 – La población mundial alcanza los 5 mil millones de personas.
1987 – Se firma el Protocolo de Montreal, que restringe el uso de químicos que afectan a la capa de ozono. Aunque este acuerdo no tiene en cuenta el cambio climático, a la larga tiene más impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero que el Protocolo de Kioto.
1988 – Se forma el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) para recopilar y examinar las evidencias sobre el calentamiento global.
– El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es el principal órgano internacional encargado de evaluar el cambio climático. Se creó como iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), para ofrecer al mundo una visión científica clara del estado actual de los conocimientos sobre el cambio climático y sus posibles repercusiones medioambientales y socioeconómicas. De él hacen parte más de 2.500 científicos y expertos técnicos de todo el mundo. Los científicos pertenecen a distintos campos de investigación como climatología, ecología, economía, medicina y oceanografía. El IPCC se reconoce como el grupo de cooperación científica pionero más grande de la historia. El IPCC es un órgano intergubernamental. Pueden formar parte de él todos los países miembros de las Naciones Unidas y de la OMM. Actualmente, el IPCC está compuesto por 195 países.
1988 – En junio James E. Hansen hizo una de las primeras evaluaciones de que el calentamiento causado por el hombre ya había afectado considerablemente el clima global. Poco después, la “Conferencia Mundial sobre la Atmósfera Cambiante: Implicaciones para la Seguridad Global” reunió a cientos de científicos y a otras personas interesadas en Toronto. La conferencia concluyó afirmando que los cambios en la atmósfera debido a la contaminación humana “representan una amenaza importante a la seguridad internacional y están teniendo ya consecuencias dañinas sobre muchas partes del globo terráqueo” y declararon que en el 2005 el mundo debe disminuir sus emisiones a un 20% por debajo de los niveles de 1988.
1989 – Las emisiones de carbono producidas por los combustibles fósiles y la industria alcanza las 6 mil millones de toneladas al año.
1990 – El IPCC hace su Primer Informe de Evaluación. En él concluye que las temperaturas han aumentado entre 0,3 y 0,6 ºC en el último siglo, que las emisiones de la humanidad se están sumando al complemento natural de la atmósfera de los gases de efecto invernadero, y que se espera que ese añadido provoque calentamiento.
1992 – En la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, los gobiernos acuerdan la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UFCCC). Su objetivo principal es “estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera en un nivel que prevenga la peligrosa interferencia humana en el sistema climático”. Los países desarrollados aceptan reducir sus emisiones a niveles de 1990.
1995 – El segundo informe del IPCC llega a la conclusión de que las evidencias sugieren “una influencia humana” en el clima de la Tierra. Esta es la primera declaración definitiva sobre la responsabilidad humana del cambio climático.
1997 – Se establece el Protocolo de Kioto en Japón, en el cual todos los países firmantes, es decir las naciones desarrolladas prometen reducir sus emisiones de gases invernadero como (CO2, CH4, N2O, HFCs, PFCs, and SF6) en por lo menos 5% por debajo de los niveles de 1990, para el período 2008-2012, con grandes variaciones en las metas de cada país. El protocolo de Kyoto fue firmado en Bonn en el año 2001 por 186 países. Varios países como EE.UU. y Australia se han retirado.
1998 – El fenómeno meteorológico conocido como El Niño se combina con el calentamiento global y provoca el año más cálido jamás registrado en la historia, hasta ese momento.
1999 – El Planeta tiene 6 mil millones de habitantes.
2001 – El presidente de Estados Unidos George W. Bush retira a su país del proceso de Kioto.
2001 – El tercer informe del IPCC encuentra “nueva y más sólida evidencia” de que las emisiones humanas de gases de efecto invernadero son la causa principal del calentamiento observado en la segunda mitad del siglo XX.
2005 – El Protocolo de Kioto se convierte en ley internacional para aquellos países que lo integran.
2006 – El informe Stern sobre la economía del cambio climático estima que el calentamiento global podría perjudicar el Producto Interno Bruto (PIB) global en hasta un 20% si no se controla,
pero afirma que el costo de frenarlo será de alrededor del 1% del PIB mundial.
2006 – Las emisiones de carbono de la industria y los combustibles fósiles llega a los 8 mil millones de toneladas por año.
2007 – El cuarto informe del IPCC sostiene que la posibilidad de que las emisiones humanas de gases de efecto invernaderos sean las responsables del cambio climático es del 90%.
2007 – Al Gore, ex vicepresidente estadounidense y miembro del IPCC, recibe el Premio Nobel de la Paz “por sus esfuerzos por ampliar y difundir el conocimiento sobre el cambio climático
provocado por el hombre, y por crear las bases para las medidas necesarias para contrarrestar ese cambio”.
2007 – En negociaciones de la ONU en Bali, Indonesia, los gobiernos acuerdan la “Hoja de ruta de Bali”, que tiene como objetivo promover un nuevo tratado global para finales de 2009.
2008 – Tras medio siglo del comienzo de las mediciones de Mauna Loa, el proyecto Keeling muestra que las concentraciones de CO2 han crecido de 315 partes por millón (ppm) en 1958 a 380ppm en 2008.
2008 – Dos meses antes de asumir el cargo, el presidente Barack Obama promete “comprometerse vigorosamente” con el resto del mundo para lidiar con el cambio climático.
2009 – China supera a Estados Unidos como el mayor emisor de gases de efecto invernadero, aunque EE.UU. sigue a la cabeza en términos de emisiones per cápita.
2009 – Piratas informáticos descargan una enorme cantidad de correos electrónicos de un servidor de la Unidad de Investigación del Clima de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido.
Más de 1.000 correos privados entre científicos de todo el mundo son publicados en internet, provocando un escándalo conocido como “Climagate” y sugiriendo la manipulación de datos sobre el calentamiento global.
2009 – Los gobiernos de 192 países acuden a la Cumbre del Clima de la ONU en Copenhagen con expectativas de alcanzar un nuevo acuerdo global, pero sólo logran hacer una polémica
declaración política, el Acuerdo de Copenhagen.
2010 – Los países industrializados comienzan a contribuir, con una inversión de US$30 mil millones en tres años, con un fondo internacional para desarrollar economías más sostenibles y buscar la adaptación al impacto del clima.
2010 – La cumbre de la ONU en México no acaba en colapso, como se temía, sino que consigue un número de acuerdos sobre diversos temas. 2011 – Un nuevo análisis del registro de temperaturas de la Tierra realizado por científicos preocupados por las acusaciones del llamado “Climagate” demuestra que la superficie terrestre realmente se ha calentado en el último siglo.
2011 – La población llega a los 7 mil millones.
2011 – Los datos muestran que las concentraciones de gases de efecto invernadero están aumentando más rápidamente que en años anteriores.
2012 – El hielo del Ártico se retrae hasta una extensión mínima en verano de 3,41 millones de km2, un récord desde que comenzaron las mediciones satelitales en 1979.
2013 – El Observatorio de Mauna Loa en Hawai informa que la concentración diaria de CO2 en la atmósfera ha superado las 400 partes por millón (ppm) por primera vez desde que comenzaron las mediciones en 1958.
2015 – Fue el año más caluroso en el registro histórico, seguido de 2014,1998, 2002, 2003, 2001.
2015 – El 11 de diciembre se firmó el “ACUERDO DE PARÍS” contra el cambio climático, el cual fue acogido por 195 países reunidos en la capital francesa, con el fin de establecer los métodos para la reducción de gases de efecto invernadero.
2016 – El mes de febrero ha sido considerado como el más caluroso de toda la historia, o por lo menos desde que se llevan registros.
2016 – La población global se estima, para mediados de mayo de 2016, en 7.422.442.267 millones de personas.
2016 – Las emisiones de CO2 en lo corrido del año, con corte al 15 de mayo, se estiman en 13.797.701.271 con una proporción de Energía usada mundialmente por día de 361.277.021 MWh.

Crecimiento poblacional y aumento del consumo de energía
Hasta mediados de los años 50, en el siglo XX, el consumo de energía estaba asociado al crecimiento demográfico, donde el crecimiento de ambos factores era directamente proporcional. Sin embargo, después de mediados de siglo, el consumo de energía creció de forma tan vertiginosa que superó la curva de crecimiento de la población.

Así lo registró la Agencia Nacional de Energía, como se demuestra en el siguiente gráfico, donde se evidencia que en las últimas décadas cada generación pasó a consumir más energía que la anterior, debido a que se incrementó el consumo energético en la iluminación de ciudades más pobladas, en la mayor producción industrial, en la explotación de materias primas, etc.; esto debido a las mismas necesidades de la época del consumismo que llevaron a la búsqueda de una mayor calidad de vida, un ritmo de vida en un mundo globalizado, las crecientes necesidades de transporte, de comunicaciones, entre otros.

De seguir a este ritmo, se estima que para el año 2025, el consumo mundial de energía supere en un 30% el consumo actual, con una tendencia generalizada a incrementarse cada vez más y los recursos fósiles seguirán siendo seguramente la principal fuente de energía para satisfacer dicho consumo.

El crecimiento del parque automotor, uno de los grandes responsables del cambio y la contaminación.

Según la firma Navigant Search, empresa encargada de hacer análisis a nivel global, para 2014 existían en el mundo más de 1.200 millones de vehículos, de los cuales, la mayoría (el 30%) circulan en los Estados Unidos siguiendo en su orden China, Japón e India.

La gran expansión del mercado Chino ha jugado un papel definitivo en ese incremento del parque automotor mundial. Para comienzos de los años 70’s existían en el mundo 250 millones de automóviles y 15 años después la cifra pasó a 500 millones. Esto quiere decir que en cuatro décadas el número de vehículos en el mundo prácticamente se ha quintuplicado, dejando cifras inquietantes, como por ejemplo las de Estados Unidos, donde hay un vehículo por cada habitante.

Y con el incremento del parque automotor se dispara también el índice de contaminación a nivel mundial que crece imparablemente y de forma preocupante, ocasionando las consecuencias que ya hemos descrito en la primera parte de este artículo. De hecho, para el 17 de mayo de 2016, según lo registraba el portal de estadísticas www.worldometers.info, las emisiones de CO2 en lo corrido de este año alcanzaron los 13.961.268.034, de las cuales la gran mayoría provienen de la contaminación vehicular.

Otro dato muy representativo es el que proporciona la CEPAL, el cual confirma que el sector transporte es el segundo mayor aportante de emisiones de Gases Efecto Invernadero en el mundo, superado sólo por la generación eléctrica. Los automotores representan una fuente trascendental de la contaminación del aire debido a los altos índices de monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno que son liberados segundo a segundo a la atmósfera en importantes cantidades. En consecuencia, las zonas urbanas más pobladas son las que sufren la mayor contaminación de este tipo, deteriorando la calidad del aire y ocasionando efectos nocivos para la salud humana.

La Organización Mundial de la Salud publicó recientemente en su portal de Internet que en 2012 perdieron la vida 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables, es decir, casi una cuarta parte del total mundial de muertes. Los factores de riesgo ambientales, como la contaminación del aire, el agua y el suelo, la exposición a los productos químicos, el cambio climático y la radiación ultravioleta, contribuyen a más de 100 enfermedades o traumatismos, según nuevas estimaciones de dicha Organización.

Se agotan los recursos del Planeta
Tal como lo publicaron innumerables medios de comunicación de todo el mundo el 13 de agosto de 2015, justo en la fecha de conmemoración del “Día de la Sobrecapacidad de la Tierra”, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) anunció que para esa fecha la humanidad ya había consumido los recursos naturales que el Planeta podía reponer en un año, los cuales, en 2015 habían sido consumidos en menos de ocho meses.

Esa noticia evidenciaba que la Tierra había entrado en un “déficit ecológico”, concluyendo que para suplir las necesidades de los seres humanos este Planeta “nos había quedado pequeño” y ahora necesitábamos casi dos planetas para satisfacer la demanda de recursos; lo peor, que de mantener esa tendencia necesitaríamos al menos tres planetas para abastecernos en 2050.

En ese desenfrenado consumismo, los seres humanos estamos ocasionando cada vez más deforestación, sequías, escasez de agua dulce, pérdida de suelos y de biodiversidad, al tiempo que aumentamos las emisiones de CO2.

En un comunicado, el Fondo Mundial para la Naturaleza enfatizó que “La humanidad puede talar árboles a mayor velocidad que el tiempo que tardan en crecer, pescar más peces de los que los océanos pueden criar, o emitir más dióxido de carbono a la atmósfera de lo que los bosques y océanos pueden absorber”.

Según esta organización, en 2015, la absorción de gases de efecto invernadero requeriría hasta el 85 por ciento de la capacidad del Planeta; según la GFN, haría falta el doble de la biocapacidad actual de los bosques para absorber todo el carbono emitido por la humanidad a la atmósfera.

En diciembre de 2015 se firma el histórico “Acuerdo de Paris”
La XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático o 21ª Conferencia de las Partes y la 11ª Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Protocolo de Kyoto (COP21/CMP11) se celebró en París (Francia), desde el 30 de noviembre hasta el 11 de diciembre de 2015. Fue organizada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

En el marco de dicha Conferencia se firmó el histórico “ACUERDO DE PARÍS” contra el cambio climático, el cual fue acogido por 195 países reunidos en la capital francesa y entraría en vigor en este 2016. Este acontecimiento logró su objetivo de establecer los métodos para la reducción de gases de efecto invernadero.

El punto más importante es el acuerdo para que el aumento de la temperatura global no alcance los dos grados centígrados. Para lograr los objetivos definidos, los países se comprometen a fijar cada cinco años sus objetivos nacionales para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. 186 de los 195 países participantes en la cumbre ya lo han hecho.

Reflexión
Si bien, la vida en el Planeta tomó un giro diferente y vertiginoso hacia el desarrollo industrial, científico y tecnológico, especialmente desde mediados del siglo XX, esos avances han implicado un evidente deterioro de la Tierra que está ocasionando graves consecuencias a toda la humanidad. Ese detrimento se traduce hoy en el cambio climático, el calentamiento global y el agotamiento de los recursos naturales.

El propio Planeta nos está pasando “la cuenta de cobro” como lo registran a diario los medios de comunicación, con las vivencias de inundaciones, sequías, terremotos, incendios, y hambrunas, en todos los rincones del globo terráqueo.

Es hora de reflexionar si la aparente “evolución” no será más bien una peligrosa “INVOLUCIÓN” de la cual todos los habitantes del Planeta tenemos alguna responsabilidad. Por ello, no es suficiente esperar que los principales gobernantes de las naciones se reúnan en sonadas cumbres ambientales para fijar acuerdos internacionales de largo plazo que procuren disminuir los índices de contaminación. El compromiso de cada individuo por preservar el Planeta y sus recursos, debe empezar ya, no puede posponerse, pues si bien las consecuencias del detrimento ya las estamos viviendo en cada manifestación atípica del clima, con el pasar de los días, de seguir haciendo un uso irresponsable de los recursos y de la energía, las secuelas serán todavía más severas.

La iniciativa debe nacer de cada ser humano razonable, sin dar largas a ese compromiso de hacer un uso razonable de los recursos naturales, de protegerlos, procurando el justo consumo de energía, con el fin de preservar verdaderamente nuestro entorno y de frenar el deterioro de nuestro Planeta.

BIBLIOGRAFÍA

• http://www.ipcc.ch/home_languages_main_spanish. shtml

• http://www.lenntech.es/efecto-invernadero/historiacalentamiento- global.htm#ixzz48VG2CNyG
• http://www.batanga.com/curiosidades/2011/02/18/ origen-del-calentamiento-global
• https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_ciencia_del_ cambio_clim%C3%A1tico
• http://www.lenntech.es/efecto-invernadero/historiacalentamiento- global.htm
• http://www.expoknews.com/el-numero-de-autos-quecirculan- en-el-mundo-equivale-a cerca de-una-sextaparte- de-la-poblacion-global/
• http://www.taringa.net/posts/info/14637441/El-numerode- autos-que-circulan-en-el-mundo-Consecuencias.html
• https://cochesenmexico.com/2012/11/06/cuantoscoches- circulan-en-el-mundo/
• http://www.elmundo.es/salud/2016/01/18/569bba3d26 8e3ea1548b45e4.html
• http://www.capital.com.pe/mundo/cientificospronostican- que-el-planeta-se-convertira-en-un-hornoen- 2016-noticia-835659
• http://www.elmundo.es/ciencia/2016/01/20/569faf5c26 8e3e34448b4596.html
• http://cnnespanol.cnn.com/2016/03/14/febrero-de- 2016-fue-el-mes-mas-caliente-de-la-historia/#0
• http://erenovable.com/el-protocolo-de-kyoto/
• http://www.cubasolar.cu/biblioteca/Energia/Energia56/ HTML/articulo03.htm. Bruno Henríquez Pérez* Físico ambiental, escritor y divulgador de la ciencia. Miembro de la UNEAC y de la Junta Directiva Nacional de CUBASOLAR. e-mail: bruno@cubaenergia.cu
• http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/09/130926_ ciencia_historia_cambio_climatico_np
• h t t p : / / m u n d o . s p u t n i k n e w s . c o m / mundo/20151231/1055392084/poblacion-mundialcrecimiento- 2016.html#ixzz48fwkpVIL
• http://www.worldometers.info/es/
• http://aargentinapciencias.org/2/index.php/grandestemas- ambientales/energia-y-ambiente/161-la-crecientedemanda- mundial-de-energia-frente-a-los-riesgosambientales
• http://www.infobae.com/2015/08/01/1745485-las-diezciudades- mas-y-menos-contaminadas-del-mundo
• http://tendenzias.com/eco/los-10-paises-mascontaminantes/
• http://www.ambientum.com/enciclopedia_ medioambiental/aguas/el-consumo-de-agua-enporcentajes. asp
• http://www.rtve.es/noticias/20150813/wwf-avisa-tierraconsumido- ya-recursos-naturales-este-ano/1199600. shtml
• http://www.dinero.com/actualidad/articulo/acuerdosalcanzandos- tras-cop21-paris-2015/217160