Actualidad

Japón planea triplicar su producción de energía eólica.

Mundo Eléctrico
Escrito por Mundo Eléctrico

El país del sol naciente planea triplicar su capacidad de generacion eólica para el año 2020 según un estudio publicado por el diario japones Nikkei basado en los planes de inversión de los principales generadores japoneses en este sector.

En el articulo se asegura que Eurus Energy Holdings y J-Power proyectan invertir 60.000 millones de yenes (478 millones de euros/531 millones de dólares) en nuevas instalaciones durante los próximos cinco años.

La compañia Eurus, es una empresa de riesgo compartido entre la casa de valores Toyota Tsusho y la propietaria de la accidentada central nuclear de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), quien planea instalar 200.000 kilovatios en ese lapso, incrementando así su capacidad hasta los 850.000.

El proyecto inicial es una planta de 40.000 kilovatios ubicada en la prefectura de Akita (norte de Japón) la cual se planea que iniciara su construcción a mediados de este mismo año.

De otro lado, J-Power iniciara un incremento de en torno a 200.000 kilovatios llegando a sumar un total de 600.000 instalando nuevos centros de generación en Hokkaido (norte) y Ehime (sur).

Nikkei estima que estos proyectos y otros desarrollos de menor escala contribuirán a incrementar la capacidad de producción nipona de energía eólica de los 3 millones de kilovatios actuales a unos 10 millones, lo que equivaldría a unas 10 plantas nucleares.

El Gobierno japonés propuso aumentar para 2030 la electricidad generada mediante renovables del 3 por ciento actual a un 15 por ciento para 2030.

Pese a las ventajas que presenta la eólica frente a otras renovables, este tipo de energía tiene pocos avances en los últimos años en Japón debido a los complicados procedimientos administrativos así como los estudios de impacto que se requieren para levantar nuevas instalaciones.

Debido a esto, la generacion eólica tan solo satisface el 0,5 por ciento de la demanda eléctrica total representado niveles muy bajos con respecto a países como Alemania (9,6 por ciento), Estados Unidos (4,4 por ciento) o China (2,8 por ciento)